Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 febrero 2012


Desde la última entrada en Noviembre del 20-11, han pasado algo más de tres meses. Los cambios mencionados en aquel escrito, ocurrieron tal como se esperaban y el 1 de Enero del 20-12 Víctor se liberó al fin, de las ataduras que le mantenían atrapado en un sucio juego, al que se había negado a jugar. Coincidiendo con el fin de año, se cerraba el ciclo anterior que había durado cinco años y medio. El dicho “año nuevo, vida nueva”, era la definición más adecuada para la nueva etapa que se iniciaba con el nuevo año.

* * *

El “tiempo vuela” y aunque soy consciente de ello, no tengo la sensación de haber perdido ni un segundo. Y curiosamente tampoco tengo la “sensación” de que ha transcurrido…

Este lapso de “tiempo”, inactivo en el blog, lo he utilizado de forma provechosa, poniendo en marcha los mecanismos que me convertirán en un “Ser Humano Libre y Soberano”. Pero también me ha servido para iniciar nuevos retos que estoy dispuesto a experimentar y compartir con todo aquel que así lo desee.

Mi lista de ToDo (Para hacer) de este año es simple, pero se convertirá en la hoja de ruta de mi nueva “nave”:

Observar la naturaleza. Aprender de ella para copiarla en mi entorno cercano.

Estoy acostumbrado a que los sincronismos aparezcan en mi camino, cual señales indicando el rumbo a tomar. A finales de año la “causalidad” me llevó a conocer el trabajo de Emilia Hazelip, Mollison/Holmgren y Masanobu Fukuoka, mientras investigaba sistemas de agricultura ecológica. De este último encontré su libro: “La revolución de una brizna de paja”. Una obra que proclama que las prácticas naturales, las que utilizan como patrón la naturaleza, son las que enriquecen la vida del suelo, sin necesidad de una gran aportación de trabajo por parte del Ser Humano.

Copiar la naturaleza, no es algo nuevo, pero es algo que no se aplica de forma común. ¿Porqué? Entre otras cosas porque la sociedad da la espalda a todo aquel método que da poco beneficio o que no puede “industrializarse”. Los métodos agrícolas modernos, están “destruyendo” la tierra cultivable con la utilización de químicos y pesticidas. La práctica del “arado”, esquilma la tierra, destruyendo millones de microorganismos que viven “en” y “para” la tierra. El hombre moderno ha querido conquistar la naturaleza, sin tener realmente conocimiento de que la naturaleza no se puede someter. El precio que estamos pagando es, el de productos de baja calidad nutritiva y modificados genéticamente.

La agricultura sinérgica, como parte de la permacultura que proponen Hazelip y Mollison es beneficiosa tanto para el Ser Humano como para la Naturaleza. El hombre se alejó de la naturaleza en pos de la tecnología y eso lo ha llevado a perder su origen y el conocimiento natural que nos hace libres. Hay mucho escrito en la red sobre el tema y lo que importa es la práctica o Experimentación Consciente, por lo que en posteriores escritos mostraré de forma comprensible y gráfica mis experiencias en el campo de la Agricultura Sinérgica.

Inicié mi huerto “sinérgico” en noviembre, con la formación de un pequeño bancal acolchado con los restos del último cultivo, cartones y paja. Posteriormente añadí un invernadero en medio de del jardín, para experimentar con mis propias semillas. Con la mejora del tiempo he añadido un bancal y “medio” de seis metros. (Defino como medio bancal a un línea de cultivo de 60 cm de ancho). No contento con ello, he dedicado otra semana a recuperar parte de la tierra que había convertido en cosas improductivas (rellenos de grava y derivados). Sé que la iMAGInAción no tiene límites y sigo buscando rincones donde poder sembrar cualquier cosa que pueda crecer y proveernos de alimento.

Como parte de la “sinergia” adquirí en Enero tres gallinas y un gallo con mes y medio. Pocos días después nevó y las temperaturas bajaron en picado cerca de los -10ºC. Pero estos animales de raza Euskal Oiloa, son muy rústicos y han soportado las inclemencias del tiempo sin decir “este pico es mio”.

Producto del buen tiempo de estas dos últimas semanas, he podido plantar las primeras plantas de temporada y sembrar algunas semillas en el invernadero. He de mencionar que los animales citados, se dedican a escarbar por todo el huerto y deberé indicarles donde están los límites, pero eso será otro capítulo. Finalmente he efectuado una modificación a mi querido estanque. Un añadido que permitiráa los muchos pájaros que nos visitan beber y comer. Por cierto, la buena temperatura del día de hoy, ha contribuido a que los Kois y las pequeñas carpas empezaran a buscar el sol y nos deleitaran con su presencia.

“Tempus Fugit”, pero al contrario de lo que escribe el poeta Virgilio; no pienso “quedarme atrapado en los detalles”.

Lo dejo aquí por el momento. Nos vemos en breve…

Anuncios

Read Full Post »