Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 octubre 2011

Esta mañana al levantarme, recordé las palabras de North:

“Desde que te levantaste, cuántas veces empleaste la palabra Soberanía con quienes están a tu alrededor.”

Pero para empezar que significa “soberanía”. Si miramos su definición en la RAE no nos dice gran cosa:

soberanía.
1. f. Cualidad de soberano.
2. f. Autoridad suprema del poder público.
3. f. Alteza o excelencia no superada en cualquier orden inmaterial.
4. f. ant. Orgullo, soberbia o altivez.
~ nacional.
1. f. La que reside en el pueblo y se ejerce por medio de sus órganos constitucionales representativos.

De nuevo parece que las palabras han sido secuestradas por el lenguaje. La definición nos dice que es una cualidad, veamos lo que define esa palabra:

cualidad.
(Del lat. qualĭtas, -ātis).
1. f. Cada uno de los caracteres, naturales o adquiridos, que distinguen a las personas, a los seres vivos en general o a las cosas.
2. f. Manera de ser de alguien o algo.

Por lo tanto cualidad de soberano se acerca a lo que podríamos definir como: estado soberano del ser humano. Soberanía, es un carácter natural adquirido que nos distingue. Soberanía, es una manera de ser alguien.

La soberanía del ser humano, nada tiene que ver con la autoridad, ni el orgullo, ni la representada por los ORGanos de sumisión, que se autodefinen “constitucionales” y “representativos”. Desde luego que a mí no me representan, simplemente porque han secuestrado nuestra soberanía, la que la humanidad tiene por derecho propio.

Por eso esta mañana cuando salí de mi casa y me encontré con mi amigo petirrojo, recordé la historia que escribí hace un tiempo cuyo protagonista era otro petirrojo y cuando me he sentado delante del ordenador, por alguna razón he releído esa historia de nuevo para encontrar esta frase:

“Comprendí que la humanidad, separada, ciega y sorda, no era capaz de entender los misterios de la naturaleza, o los de la vida…”

Y entonces como si de un martillo se tratara, la frase me ha golpeado una y otra vez en mi mente de “androide” hasta que mi corazón ha sentido lástima y ha tomado el control de la situación.

“Víctor, eres un ser humano. No puedes juzgarte por cometer errores, sabes de sobra que errar es inherente al ego/mente. Has re-descubierto lo que ya sabías, ¿de que te extrañas?

Escribir y teorizar es muy sencillo, sobre todo cuando tienes lo que yo llamo la ayuda del “universo”. Un universo que se muestra en las cosas pequeñas y en las no tan pequeñas. Un universo que nos está diciendo que somos entidades soberanas. ¿Entonces que es lo que está fallando?

Quizás me equivoque, pero creo que para alcanzar mi soberanía como ser humano, debo actuar como ser soberano en cada acto de vida diaria. Debo sentir como la soberanía recorre mi cuerpo y mi mente. Porque mi corazón conoce su condición soberana, pero mi vehículo humano y en especial mi ego/mente son reticentes a ponerla en práctica.

La práctica conduce al aprendizaje y si practicamos cada día nuestra soberanía acabaremos inundando nuestro entorno con ella.

De momento esto es una primera “impresión” sobre como “Recobrar nuestra Soberanía”. La parte práctica quedará reflejada en otro escrito.

VictorVV

Anuncios

Read Full Post »

“La vida está llena de oportunidades, a veces se presentan de manera positiva, a veces no. Pero para nosotros son solo: Ocasiones de aprender y experimentar.”

Para Víctor la enfermedad era una clara oportunidad de cambiar algo en la vida o simplemente aprender algo de ella “experimentándola”, no se sentía del todo a gusto, tratando con personas enfermas, cuyo sistema de creencias arcáico, no les permitía ver más alla de lo que podía indicarle el sistema corporativo oficial. Se inclinaba por no inmiscuirse en esas vidas y dejar que las elecciones de aquellas personas, que preferían el sufrimiento a la autocuración, siguiese su curso natural.

Pero esta vez debía dejar de lado esos “prejuicios” y enfrentarse de lleno al cerrado sistema de creencias de un familiar cercano, que estaba a punto de ser diagnósticado, de unas de las lacras de nuestra sociedad que se mueve más por intereses monetários que médicos.

Hacia pocos meses que no veía a aquel hombre y a primera vista le pareció mucho más delgado que la última vez y realmente enfermo. Víctor tenía a veces “sensaciones” y cuando un mes atrás de enteró de que existía una posible enfermedad, intuyó que esa sería una oportunidad, para “observar” de cerca el comportamiento tanto del hombre como de sus allegados y familiares.

La hija mayor de aquel hombre y esposa de Víctor, se había posicionado defendiendo las tesis de su marido, quizás porque manejaban datos clínicos alternativos que estaban a disposición de todo aquel que quisiera creerlos, en contra de la posición de la medicina oficial que aceptaba “barco, como animal de compañía”, para no perder su hegemonía en el ámbito medico-farmacéutico que proporcionaba tan excelentes ganacias año tras año.

Victor estaba convencido de que la enfermedad, es una simple “oportunidad” de aprendizaje. En el caso de ésta con la que trataban, el tan temido”cancer”, era además utilizada por el sistema corporativo médico/farmaceútico para enriquecerse a costa de los pobres “enfermos”, que al ponerse en sus manos, no tenían ni idea de los compuestos tóxicos que eran introducidos en su cuerpo con la quimioterapia. Víctor opinaba que con algo tan simple como el “Bicarbonato Sódico”, se podía hacer frente al “cancer”. Otro factor importante era entender porqué aparecía esa enfermedad y finalmente aceptar el hecho de que:

“Nadie se muere de -cancer- si realmente no quiere…”

Víctor contemplaba al hombre envejecido no tanto por el paso del tiempo como por sus absurdas creencias y recordó como solo pocos años antes aquella pareja de ancianos mientras disfrutaban de una “salud” normal para su edad, decidieron comprar un “nicho”, por el simple hecho de perder a uno de sus progenitores.

“Tenemos que tener un lugar donde descansar cuando muramos…”

Desde aquel hecho la mala suerte a modo enfermedad de había cebado en ellos. Las mentes racionales dirían: “Son ancianos, es normal…”, pero Víctor sabía a ciencia cierta que esa decisión fué el primer paso y el segundo apuntarse a una “mutua sanitaria”.

“Al menos si nos ponemos enfermos, estaremos mejor atendidos…”

Con esos dos actos, los dos ancianos habían decidido que, enfermarían y moririan, por lo tanto abrieron las puertas para invitar a la enfermedad y a la muerte por el simple hecho de tener una edad avanzada.

“¿Pero Víctor? La gente mayor se muere, es ley de vida…”

Si, pero además de alimentos tóxicos, bebidas tóxicas y ambiente tóxico, añadimos un sistema tóxico de pensar, las cosas se aceleran, ya que al decidirlo en tu mente es mucho más factible que aparezca en tu realidad.

Víctor aún sabiendo que delante de él tenía a una persona cerrada de mente, intentó hacerle ver que no debía tirar la toalla, que ese era el momento de mirar las señales, señales que habían aparecido en todo el proceso y que indicaban que debía elegir “vivir”. Pero que si elegía lo contrario sería respetado por su hija y por él mismo.

“Tengo que hacer todo lo que diga mi médico, para intentar curarme…”

Se marchó de aquella casa con un sentimiento de “tristeza”, al comprobar como el ser humano intenta huir de la muerte “acelerando” el proceso, al ponerse en manos de la medicina y sus medicamentos, en vez de elegir la autosanación. Pero la vida es así y las cosas se ponen en nuestro camino para que aprendamos de ellas…

* * *

La sociedad en la que vivimos dá un “poder” a simples humanos, que realmente no poseen, por el mero hecho de llevar una bata blanca con el logo de un hospital y un “fonendo” colgado del bolsillo. Si ademas el hospital es bonito y de pago mucho mejor ya que al menos te atenderán como “dios manda”.

Read Full Post »

Nuestro Programa

No es fácil despertar a la realidad. Nuestro programa, el sistema de creencias al que estamos sometidos desde el inicio de los tiempos, es a la vez que sutil, casi impenetrable. Es por ello que ante cualquier duda que genere una fisura en el sistema de creencias, lo que sería un desvío en la programación, se ejecuta la función correspondiente para volver a la línea principal.

Ante esta situación, no es de extrañar, que utilizando las herramientas que podríamos denominar “estándar”, es muy dificil si no imposible, avanzar en el camino del despertar consciente. La clave está en utilizar más a menudo la intuición.

La intuición no está dentro de los parámetros de nuestro ego/mente guste de aceptar, por lo tanto la respuesta a una situación donde aparece un “sentimiento intuitivo”, es negar esa posibilidad, para lo cual el programa, solo tiene que ejecutar alguna función como la “duda”, la “locura” o el “ridículo”. Estas funciones son suficientemente poderosas para anular cualquier desvio intuitivo en nuestra programación principal. En realidad la “duda” no es en sí negativa, al contrario, es un arma de doble filo, se puede utilizar para manifestar un desacuerdo con el programa que nos puede llevar utilizando nuestra mente, a descubrir que existe la intuición y como podemos utilizarla para “puentear” nuestro programa y de esa manera liberarnos de él.

La intuición es un “troyano” para nuestro programa, permite anteponer los dictados de nuestro corazón a lo que nos indica nuestro ego/mente. Con el tiempo el miedo, causa principal de que nos ajustemos al programa, desaparece y nos permite liberarnos de todas las funciones designadas para obligarnos a seguir el programa principal. Una vez “libres” de la programación principal, podemos ejecutar el modo “observador”.

Vivir en modo “observador” es una opción que disponemos para experimentar en la tierra. El “observador” trata de liberarse de las corrientes principales que aseguran la polaridad en la vida de toda persona. Digamos que es capaz de ser neutral ante muchas de las situaciones a las que se ve sometido. Escucha su voz interna, porque ha conseguido conectar con su corazón, que a su vez es la voz de su Conciencia o Yo interior. No es fácil en los tiempos que corren ser un simple “observador”, pero solo cuando seguimos los dictados de nuestro corazón, que nos llegan a modo de intuición, es cuando ciertamente nos estamos liberando del programa y podemos conseguir que a nuestra vida nos llegue “abundancia” energética.

Nuestro programa, es un sistema muy bien calculado y necesita retroalimentarse, para ello se utiliza actualmente diversos métodos, que a ojos de cualquier “observador” son fáciles de detectar. Si queremos evitar esa retroalimentación debemos desconectar durante un tiempo de la “red” o sistema principal de datos: Los medios y sobre todo la televisión. Tras una desconexión de varios meses, nos daremos cuenta de que no necesitamos a los medios para saber lo que ocurre en el mundo. Y siguiendo nuestra intuición, aprenderemos a discernir, en cada noticia, la verdad que se oculta tras ella o la manipulación con la que pretenden retroalimentar nuestro programa.

Hemos de experimentar de manera consciente, el flujo de información que nos llega a través de todos los canales que tenemos abiertos. Si somos lo suficientemente conscientes, sabremos ver las fisuras o fallos en la progración a la que estamos sometidos. Aprenderemos a leer el “código” y a no ejecutarlo sin más, como hace la mayoría de los seres que actualmente se encuentran en “trance hipnótico” o dormidos.

Como ejemplo os mostraré una noticia actual que podeis leer en los medios y que es utilizada muy a menudo, cuando el sistema desea despertar en nuestras mentes una idea que se avenga a sus necesidades.

Lo que ha ocurrido en Libia es uno de los ejemplos más claros de la manipulación de la información y de los hechos, para conseguir el fín inicial, que prácticamente era “robar” a un pueblo su petróleo.
No hace falta entrar en muchos detalles para darse cuenta que desde principio al final, ha sido una “chapuza” del sistema, pero han jugado las piezas, que corresponden a una actuación como esa.
Como resultado, un pueblo ha sido expoliado, masacrado y destruido en nombre de una falsa “liberación de un dictador”. Con lo dicho anteriormente, no es mi deseo entrar en polémicas de tipo político ya que lo que propongo es ser un simple “observador” de los hechos y experimentar de forma consciente esos hechos. Al hacerlo es fácil ver la mano negra del sistema que moldea la opinión de sociedad dormida a su antojo.

El caso es que en mi fase de “observar” lo que ocurre en el mundo, leo en los medios oficiales un par de noticias, con una semana de diferencia, que “destapan” un hecho que puede ser cierto o no, pero que sirve para insertar en la población el “código” del programa que les hace olvidar que la masacre acaecida en Libia, ha sido efectuada por los supuestos libertadores. La noticia reiterada de “fosas comunes” atribuidas al régimen anterior. ¿Que nos indica ese hecho? Simplemente que se intentan minimizar los miles de bajas civiles en la supuesta liberalización, atribuyendo al anterior régimen supuestas muertes, que simplemente podría no ser ni cierto. Pero el efecto que tiene en el lector dormido es el esperado por el sistema: El aceptar que se ha liberado a un pueblo de un tirano.

Si somos conscientes de lo que nos rodea y atendemos a nuestra intución, podremos entender que muchos de los hechos que acontencen a diario, simplemente son “fabricados” para mantener a la población en un estado continuo de polaridad. Para mantener el “programa” activo y en la línea de lo que las “autoridades” que dominan este planeta quieren.

Estamos viviendo algo parecido a La Matrix de la famosa trilogía. Somos como el protagonista, Neo. Tenemos en nuestras manos la decisión de seguir el “experimento” dormidos, alimentando a los “depredadores” o despertar de nuestro sueño y empezar a tomar las riendas de nuestra propia vida. Ante nosotros se abre todo un mundo de posibilidades, al que no debemos temer experimentar de manera consciente.

Read Full Post »